Post Pandemia: Estrategias para la “nueva normalidad empresarial”

Hemos vuelto a poner al centro de nuestra sociedad a la familia, incluyendo los dueños de empresas.

Definitivamente ninguna empresa (mipyme o grande) va a volver a trabajar de la misma manera después de que pase la cuarentena y se controle definitivamente el #COVID19.

La gente ha trabajado en formas totalmente novedosas y mayoritariamente en equipos digitales con teletrabajo, bajando a su mínima expresión la presencia en los lugares físicos en que antes laboraban. Se han aumentado las ventas por internet y redes, así como las modalidades de entrega de productos y servicios a domicilio y “recogida” (pickup), en especial a los hogares. Hemos vuelto a poner al centro de nuestra sociedad a la familia, incluyendo los dueños de empresas.

Por eso, el nuevo perfil del líder empresarial en la era digital ha de ser en primer lugar innovador y creativo de mente y corazón. Se tiene que cambiar radicalmente su forma de dirigir si quiere sacar provecho a la nueva ola de trabajadores reinventados.

Le sugiero leer un estudio sobre flexibilidad laboral basado en el Índice de Empresa Familiarmente Responsable (IFREI), ideado por el Centro Internacional del Trabajo y la Familia, de la Escuela de Negocios de Barcelona, del IESE Business School, de la Universidad de Navarra, España. La investigación con 10 empresas salvadoreñas fue monitoriado por la Dra. Patricia Debelju, argentina de la escuela de negocios del IAE. Allí se leen ejemplos exitosos de buenas prácticas para la facilitación del balance trabajo y familia, para saber cómo dirigir equipos digitales o presenciales, que pueden servir en la post pandemia, para establecer ordenadamente las nuevas políticas para empleados en los negocio que quieren ser sostenibles o recupar su productividad. A continuación las políticas más valoradas por los talentos:

  • 1. Permiso para abandonar el lugar de trabajo debido a una emergencia familiar.
  • 2 Horario de trabajo flexible.
  • 3. Asesoramiento profesional y personal.
  • 4. Calendario de vacaciones flexible que se adapte a las necesidades del empleado.
  • 5. Programa de bienestar (control del estrés, ejercicios, fitness, etc.).
  • 6. Permiso con sueldo (superior a dos días) para cuidar de un familiar enfermo, anciano o con dependencia.
  • 7. Teletrabajo (se permita que los empleados trabajen desde un lugar alternativo a la oficina, por ejemplo desde su casa).
  • 8. Reglas claras. Que nadie vea mal el uso de estas políticas.
  • 9. Que el dueño y los gerentes den el ejemplo.
  • 10. Inclusión. Que todos los niveles puedan tener diferentes formas de balance, según su circunstancia y tipo de trabajo, para que funcione para la empresa y el empleado.

La investigación nacional fue impulsada por la Fundación de Empresarias por la Responsabilidad Social (Emprepas) y la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Contiene las buenas prácticas en 10 empresas nacionales. El libro se puede bajar gratis. http://www.emprepas.org.sv/servicesentry/hacia-el-balance-de-vida-trabajo-y-familia/

Columna de Opinión, La Prensa Gráfica, 3 de mayo de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s