Si cuidamos a las personas, se cuida el corazón de la empresa

Además de que se acabe 2020, todos esperamos recuperarnos para la temporada navideña y empezar con ánimo la siguiente etapa venidera. Precisamente sobre estos objetivos se realizó en Guatemala un evento para conversar sobre algunos retos. TELETRABAJO: cómo, cuándo, quién; ¿Cómo conciliar el Home con el Office?; Enfrentar los retos para volver a operar tiempo completo; Cambiar el “mindset” para ver las crisis como una oportunidad de reinventarse; y ¿Qué les ha inspirado para sobrellevar los obstáculos?

El III Encuentro Internacional IFREI se llevó a cabo el 12 y 13 de noviembre en Centroamérica, en continuidad con los encuentros anteriores (Argentina 2016 y Chile 2018). IFREI significa IESE Family Responsible Employer Index. Es un espacio de intercambio entre el sector académico y el sector empresarial acerca de las mejores estrategias para impulsar la productividad y el sentido humano de trabajo a través de las buenas prácticas de balance trabajo-familia.

Asistimos gente de diferentes ámbitos, con el interés en que nuestras organizaciones consigan mayor sinergia entre productividad y flexibilidad, mejorando el clima laboral, en la “nueva normalidad post pandemia”, en un evento realizado virtualmente para 400 personas, ahora que hemos vuelto de la crisis sanitaria global.

Retos pendientes: padecimientos de sentimientos negativos como el miedo de volver a la oficina; incertidumbre al regresar a la nueva normalidad (1 semana en casa, 1 en oficina); encuentro personal con la reducción de espacios y renta de las oficinas de la compañía; incapacidad de integrar de forma sana los ámbitos personal, laboral y familiar.

Se mencionaron las consecuencias del encierro en las mujeres, que según últimos reportes de McKinsey, les ha llevado a querer desertar del ambiente laboral en un porcentaje de una entre cuatro, debido (entre otras cosas) a la alta dificultad de equilibrar aquel con las escuelas remotas de los hijos e hijas; la necesidad de apoyarles (por elección propia y con amor) y sus aspiraciones personales.

El reporte señala que las mujeres han recibido impacto en su salud metal, debido al agotamiento sostenido durante el “Home Office” sin acompañamiento debido, lo cual acabó pasando factura en su bienestar, aunque los grandes ganadores hayan sido y son los niños y las niñas, quienes han podido disfrutar a sus padres y madres.

Las sugerencias y respuestas a estos desafíos fueron dados por: Mireia Las Heras, Ph.D. España IESE Business School Universidad de Navarra; Nuria Chinchilla, Ph.D. España IESE Business School Universidad de Navarra; María José Bosch, Ph.D. Chile, ESE Business School Universidad de los Andes; Patricia Debeljuh, Ph.D. Argentina IAE Business School Universidad Austral; Rafael Hurtado, Ph.D. México, Universidad Panamericana; Karin Becker, Chile, gerente de Cultura Corporativa Grupo Security; Hugo D. Cruz Rivas, Ph.D, director del Tercer Encuentro IFREI Universidad del Istmo. Participaron como panelistas dueños de empresas, directores de RRHH y CEO.

Resumen:

• Crear espacios de escucha, ¡los mandos medios que están en contacto más cercano con los empleados! ¡Entrenarlos! Ser flexibles.

• Para que las mujeres no abandonen el mundo laboral: Mujeres: Foros, mentoreo entre mujeres y hombres; espacios de escucha entre pares. Mejorar las políticas de flexibilidad; preparar a los líderes para gestionar este cambio, motivar y coachar a los equipos. Hacer focus groups para escuchar cómo apoyar en casa y en el trabajo el balance de vida después de entender las distintas necesidades para poder apoyar a los colaboradores.

• Fomentar la cultura de la co-responsabilidad, colaboración y complementariedad entre hombres y mujeres en el hogar; conocer mejor a sus hijos (cómo reaccionan, su temperamento); valorar más el trabajo del hogar, ya que el encierro ayudó a unir a la familia y a valorar la cultura del cuidado, ya que permitió reflexionar mejor sobre qué queremos ser como familia. Reevaluar la dedicación al trabajo y a la familia y fortaleció la estrategia de responsabilidad social empresarial de facilitar la integración de vida, familia, trabajo a través de la RESPONSABILIDAD FAMILIAR CORPORATIVA.

En El Salvador, la fundación EMPREPAS fomenta esta gestión moderna de los negocios desde 2007, editando un libro con buenas practicas que puede descargarse gratis en www.emprepas.org.sv

Columna de Opinión, La Prensa Gráfica, 15 de noviembre de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s